Posteado por: hocsigno | junio 10, 2010

EL SACERDOTE QUE ABANDONA EL CONFESIONARIO SUFRE UN DAÑO PERMANENTE EN SU ALMA Y EN SU MISIÓN

El Arzobispo de Colonia, cardenal Joachim Meisner, dirigió la meditación «Conversión y Misión» ante unos cuatro mil sacerdotes de todo el mundo, reunidos en la basílica romana de San Pablo de Extramuros, con motivo del Encuentro Internacional con el que se clausura el Año Jubilar Sacerdotal.

En este marco afirmó: “cuando los fieles me preguntan: ‘¿cómo podemos ayudar a nuestros sacerdotes?, yo siempre respondo: ‘Ve y confiésate’.  Añadió que “cuando el sacerdote deja de ser el confesor, se convierte en un trabajador religioso”.

“No basta con querer hacer correcciones solamente a las estructuras de nuestra Iglesia, para poder mostrar un espectáculo más atractivo. ¡No es suficiente! Lo que se necesita es un cambio de corazón, de mi corazón. Sólo un Pablo convertido podía cambiar el mundo, no un ingeniero de estructuras eclesiásticas”.

 “Esto se da a través del sacramento de la penitencia. Un sacerdote que no se pone con frecuencia al otro lado de la rejilla del confesionario sufre un daño permanente en su alma y su misión”, señaló el cardenal alemán, quien añadió que “aquí vemos sin duda una de las principales causas” de las crisis múltiples del sacerdocio en los últimos cincuenta años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: