Posteado por: hocsigno | febrero 22, 2011

EL GESTO DESCONOCIDO DE UN PAPA

Cuarenta años después de la publicación de la clarividente encíclica “Humanae Vitae”, del siervo de Dios Pablo VI, ha sido presentado en Roma un estudio bajo el título «Custodios de la vida. La actualidad de la encíclica Humanae Vitae», de la profesora Luceta Scaraffia, de la Universidad de la Sapienza. En el transcurso del acto de presentación monseñor dal Cavolo, rector de la Universidad Lateranense, ha revelado un gesto desconocido del Papa Pablo VI. Después de que un cardenal hispanoamericano, presidente de una importante conferencia episcopal, enviara un telegrama al Papa mostrando su perplejidad por el texto de la encíclica, Pablo VI le mandó llamar a Roma y le pidió que se arrodillara para pedirle perdón.

Anuncios

Responses

  1. Una prueba contundente del dogma te la “Inefabilidad” papal. Independientemente, de lo que se le acusaba al Santo Padre, el Espíritu Santo, lo protegió de errores que pudo haber promulgado en contra de la Fe y la Moralidad. Podemos felicitar a los Padres del Concilio Vaticano I, por lo atinado de su decisión al declarar el dogma que, por siglos clamaba al cielo por su promulgación, y que, finalmente el Espíritu Santo permitió explícitamente hacer la distinción entre los Príncipes de la Iglesia, del poder de decidir en cuestiones doctrinales. Siempre se ha reconocido al papa como cabeza de la iglesia e implícitamente, se sabía que tenía el poder de decidir pero, con el dogma que le da la gracia de la protección divina, hay ahora sí, un abismo en poder y mandato entre el Santo Padre y los demás Príncipes de la Iglesia. Y, puedo asegurar que, en los concilios, cuando existe el amor a la Iglesia Católica por los Padres de la misma, el Espíritu Santo los protege al escoger al que será el siguiente pontífice. Y los escogen consientes de que, el Espíritu de Dios, los inspira al escoger a su guía universal. Otra prueba más de la inefabilidad apostólica. Conclusión, se puede argüir: ¿bueno y porque el papa fulano de tal pareciera que nos enseñó doctrina nueva? No debemos olvidar que, las opiniones y actos personales del papa, no caen dentro de la enseñanza dogmatica.

  2. Muy interesante, ciertamente. Una práctica parecida que ya empleara el Papa S. Gregorio VII con el Emperador del Sacro Romano Imperio en el siglo XI. En fin, no está de más “actualizar”, pues seguro que algún-que-otro motivo habría hoy día también. Los tiempos cambian pero la condición humana, no tanto…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: